Reasentamiento Poblacional | Desarrollo Productivo | Cuidado Ambiental | Patrimonio Cultural
Ley provincial
Esta área se creará mediante una ley provincial contemporánea con la ejecución de la obra.
Preservación del Patrimonio Natural

Las consecuencias provocadas por cualquier acción del hombre que modifique las condiciones de sustentabilidad de un ecosistema, parte de él o de los individuos que lo componen, se denomina impacto ambiental.

El llenado del futuro embalse y las nuevas áreas destinadas al reasentamiento poblacional modificarán el hábitat natural de la flora y fauna del local, es por eso que se realizaron estudios de impacto ambiental previos al desarrollo de las obras y, a partir de estos estudios, se tomarán diferentes medidas de mitigación y compensación ambiental.


Área Natural Protegida Compensatoria (A.N.P.C)

El futuro embalse que inundará unas 18.600 hectáreas, modificará el hábitat natural de varias especies. Algunas perderán proporciones importantes de su hábitat, otras deberán adaptarse a las nuevas modificaciones del mismo.

Por ello, una de las medidas de compensación de estos impactos es la creación de un Área Natural Protegida Compensatoria que tendrá unas 200 mil hectáreas (diez veces la superficie del embalse) con el fin de garantizar la conservación de la flora, fauna y avifauna local.

Como parte de esta acción compensatoria, se construirá un Centro de Interpretación del Área Natural Protegida, destinado a la interpretación de la naturaleza local con personal capacitado.


Infraestructura adecuada

El área natural protegida contará con viviendas y todo el equipamiento necesario para el cuerpo de guardaparques, la administración y los técnicos. Se proveerá la movilidad para la administración y se realizarán los caminos de acceso al área protegida.
  • 200 mil hectáreas para preservación de flora y fauna.
  • Infraestructura y equipamiento para guardafaunas
  • Centro de interpretación faunístico
  • Caminos de acceso y conectividad
  • Fauna Local
    • Fauna Terrestre: La inundación de tierras afectará partes importantes del hábitat de varias especies, que serán preservadas en el Área Natural Protegida. Entre estas especies se cuentan el gato andino, la lagartija de los mapuches (un endemismo de distribución restringida), el guanaco, la mara, el choique, el cóndor, el huillín, el chinchillón y distintas aves acuáticas como el pato de anteojos y el flamenco (todas especies vulnerables o potencialmente vulnerables a la extinción).

    • Fauna Ictícola: Para mantener el equilibrio ecológico de los ambientes acuáticos, se realizaron diversos estudios sobre las características de la cuenca imbrífera. Esto permitió clasificar las especies ícticas que habitan en el río Neuquén y realizar estudios sobre el comportamiento de este cauce de agua, (crecidas, cauces, épocas de estiaje), así como formas de crecimiento y desarrollo de las comunidades, tanto animales como vegetales, que habitan en el mismo.
    Pesca
    La preservación de la fauna ícticola es una garantía de desarrollo sustentable. El nuevo embalse propiciará actividades productivas y/o recreativas, como la pesca, que impulsen el desarrollo socioeconómico de la región.